NUEVA WEB

VISITA NUESTRA NUEVA WEB AQUÍ:

Libros y Aplicaciones para dispositivos ANDROID - Books and Applications for ANDROID devices.

Todos los Libros Gratis de Realidad B los tienes aquí

Nuestra nueva web está aquí: www.realidadb.com

martes, 5 de noviembre de 2013

Capítulo I. Extraído del Libro. "El Quijote" de Miguel de Cervantes Saavedra.

Puedes descargar el libro completo GRATIS en:  https://play.google.com/store/apps/details?id=com.quijotelite.book.AOTPGCUMYONOYGSQD



01 Capítulo primero. Que trata de la condición y ejercicio del famoso hidalgo don Quijote de la Mancha



En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas, con sus pantuflos de lo mesmo, y los días de entresemana se honraba con su vellorí de lo más fino. Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años; era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada, o Quesada, que en esto hay alguna diferencia en los autores
que deste caso escriben; aunque, por conjeturas verosímiles, se deja entender que se llamaba Quejana. Pero esto importa poco a nuestro cuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad.

Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso, que eran los más del año, se daba a leer libros de caballerías, con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza, y aun la administración de su hacienda. Y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto, que vendió muchas hanegas de tierra de sembradura para comprar libros de caballerías en que leer, y así, llevó a su casa todos cuantos pudo haber dellos; y de todos, ningunos le parecían tan bien como los que compuso el famoso Feliciano de Silva, porque la claridad de su prosa y aquellas entricadas razones suyas le parecían de perlas, y más cuando llegaba a leer aquellos requiebros y cartas de desafíos, donde en muchas partes hallaba escrito: La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura. Y también cuando leía: ...los altos cielos que de vuestra divinidad divinamente con las estrellas os
fortifican, y os hacen merecedora del merecimiento que merece la vuestra grandeza.

Con estas razones perdía el pobre caballero el juicio, y desvelábase por entenderlas y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara ni las entendiera el mesmo Aristóteles, si resucitara para sólo ello. No estaba muy bien con las heridas que don Belianís daba y recebía, porque se imaginaba que, por grandes maestros que le hubiesen curado, no dejaría de tener el rostro y todo el cuerpo lleno de cicatrices y señales. Pero, con todo, alababa en su autor aquel acabar su libro con la promesa de aquella inacabable aventura, y muchas veces le vino deseo de tomar la pluma y dalle fin al pie de la letra, como allí se promete; y sin duda alguna lo hiciera, y aun saliera con ello, si otros mayores y continuos pensamientos no se lo estorbaran. Tuvo muchas veces competencia con el cura de su lugar -que era hombre docto, graduado en Sigüenza-, sobre cuál había sido mejor caballero: Palmerín de Ingalaterra o Amadís de Gaula; mas maese Nicolás, barbero del mesmo pueblo, decía que ninguno llegaba al
Caballero del Febo, y que si alguno se le podía comparar, era don Galaor, hermano de Amadís de Gaula, porque tenía muy acomodada condición para todo; que no era caballero melindroso, ni tan llorón como su hermano, y que en lo de la valentía no le iba en zaga.

En resolución, él se enfrascó tanto en su letura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro, de manera que vino a perder el juicio. Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamentos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles; y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas sonadas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo. Decía él que el Cid Ruy Díaz había sido muy buen caballero, pero que no tenía que ver con el Caballero de la Ardiente Espada, que de sólo un revés había partido por medio dos fieros y descomunales gigantes. Mejor estaba con Bernardo del Carpio, porque en Roncesvalles había muerto a Roldán el encantado, valiéndose de la industria de Hércules, cuando ahogó a Anteo, el hijo de la
Tierra, entre los brazos. Decía mucho bien del gigante Morgante, porque, con ser de aquella generación gigantea, que todos son soberbios y descomedidos, él solo era afable y bien criado. Pero, sobre todos, estaba bien con Reinaldos de Montalbán, y más cuando le veía salir de su castillo y robar cuantos topaba, y cuando en allende robó aquel ídolo de Mahoma que era todo de oro, según dice su historia. Diera él, por dar una mano de coces al traidor de Galalón, al ama que tenía, y aun a su sobrina de añadidura.

En efeto, rematado ya su juicio, vino a dar en el más estraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo; y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra como para el servicio de su república, hacerse caballero andante, y irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras y a ejercitarse en todo aquello que él había leído que los caballeros andantes se ejercitaban, deshaciendo todo género de agravio, y poniéndose en ocasiones y peligros donde, acabándolos, cobrase eterno nombre y fama. Imaginábase el pobre ya coronado por el valor de su brazo, por lo menos, del imperio de Trapisonda; y así, con estos tan agradables pensamientos, llevado del estraño gusto que en ellos sentía, se dio priesa a poner en efeto lo que deseaba.

Y lo primero que hizo fue limpiar unas armas que habían sido de sus bisabuelos, que, tomadas de orín y llenas de moho, luengos siglos había que estaban puestas y olvidadas en un rincón. Limpiólas y aderezólas lo mejor que pudo, pero vio que tenían una gran falta, y era que no tenían celada de encaje, sino morrión simple; mas a esto suplió su industria, porque de cartones hizo un modo de media celada, que, encajada con el morrión, hacían una apariencia de celada entera. Es verdad que para probar si era fuerte y podía estar al riesgo de una cuchillada, sacó su espada y le dio dos golpes, y con el primero y en un punto deshizo lo que había hecho en una semana; y no dejó de parecerle mal la facilidad con que la había hecho pedazos, y, por asegurarse deste peligro, la tornó a hacer de nuevo, poniéndole unas barras de hierro por de dentro, de tal manera que él quedó satisfecho de su fortaleza; y, sin querer hacer nueva experiencia della, la diputó y tuvo por celada finísima de encaje.

Fue luego a ver su rocín, y, aunque tenía más cuartos que un real y más tachas que el caballo de Gonela, que tantum pellis et ossa fuit, le pareció que ni el Bucéfalo de Alejandro ni Babieca el del Cid con él se igualaban. Cuatro días se le pasaron en imaginar qué nombre le pondría; porque, según se decía él a sí mesmo, no era razón que caballo de caballero tan famoso, y tan bueno él por sí, estuviese sin nombre conocido; y ansí, procuraba acomodársele de manera que declarase quién había sido, antes que fuese de caballero andante, y lo que era entonces; pues estaba muy puesto en razón que, mudando su señor estado, mudase él también el nombre, y le cobrase famoso y de estruendo, como convenía a la nueva orden y al nuevo ejercicio que ya profesaba. Y así, después de muchos nombres que formó, borró y quitó, añadió, deshizo y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante: nombre, a su parecer, alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue
rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero de todos los rocines del mundo.

Puesto nombre, y tan a su gusto, a su caballo, quiso ponérsele a sí mismo, y en este pensamiento duró otros ocho días, y al cabo se vino a llamar don Quijote; de donde -como queda dicho- tomaron ocasión los autores desta tan verdadera historia que, sin duda, se debía de llamar Quijada, y no Quesada, como otros quisieron decir. Pero, acordándose que el valeroso Amadís no sólo se había contentado con llamarse Amadís a secas, sino que añadió el nombre de su reino y patria, por Hepila famosa, y se llamó Amadís de Gaula, así quiso, como buen caballero, añadir al suyo el nombre de la suya y llamarse don Quijote de la Mancha, con que, a su parecer, declaraba muy al vivo su linaje y patria, y la honraba con tomar el sobrenombre della.

Limpias, pues, sus armas, hecho del morrión celada, puesto nombre a su rocín y confirmándose a sí mismo, se dio a entender que no le faltaba otra cosa sino buscar una dama de quien enamorarse; porque el caballero andante sin amores era árbol sin hojas y sin fruto y cuerpo sin alma. Decíase él a sí:

-Si yo, por malos de mis pecados, o por mi buena suerte, me encuentro por ahí con algún gigante, como de ordinario les acontece a los caballeros andantes, y le derribo de un encuentro, o le parto por mitad del cuerpo, o, finalmente, le venzo y le rindo, ¿no será bien tener a quien enviarle presentado y que entre y se hinque de rodillas ante mi dulce señora, y diga con voz humilde y rendido: ''Yo, señora, soy el gigante Caraculiambro, señor de la ínsula Malindrania, a quien venció en singular batalla el jamás como se debe alabado caballero don Quijote de la Mancha, el cual me mandó que me presentase ante vuestra merced, para que la vuestra grandeza disponga de mí a su talante''?

¡Oh, cómo se holgó nuestro buen caballero cuando hubo hecho este discurso, y más cuando halló a quien dar nombre de su dama! Y fue, a lo que se cree, que en un lugar cerca del suyo había una moza labradora de muy buen parecer, de quien él un tiempo anduvo enamorado, aunque, según se entiende, ella jamás lo supo, ni le dio cata dello. Llamábase Aldonza Lorenzo, y a ésta le pareció ser bien darle título de señora de sus pensamientos; y, buscándole nombre que no desdijese mucho del suyo, y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla Dulcinea del Toboso, porque era natural del Toboso; nombre, a su parecer, músico y peregrino y significativo, como todos los demás que a él y a sus cosas había puesto.


Puedes descargar el libro completo GRATIS en:  https://play.google.com/store/apps/details?id=com.quijotelite.book.AOTPGCUMYONOYGSQD

domingo, 3 de noviembre de 2013

Moby Dick




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Sin publicidad.
El marinero Ismael se halla en el puerto de New Bedford, Massachussets, buscando un empleo en un barco ballenero.
Se detiene en la posada del “surtidor” y conoce a un negro arponero de las islas del mar del sur llamado Queequeg, a quien toma por compañero y sirviente.
Ambos se juran amistad y se preparan para ir a al isla de Nantucket, en busca de empleo, en un barco que esta a punto de zarpar. En el puerto se halla el “Pequod”, contratando tripulantes para un viaje dedicado a la caza de ballenas.
Su capitán se llama Ahab. Cuando Ismael lo ve, siente que esta poseído. Ahab a recorrido los mares, durante muchos años, cazando ballenas. En una ocasión, en el pacifico había encontrado una ballena blanca, monstruosa, que destrozó su barco y le arranco una pierna, la mastico y la devoro; dejándolo mutilado, con una pierna de palo, lleno de odio, para vengarse de la ballena, a quien llaman “Moy Dick”. Así comienza el viaje.
A través de momentos de bonanza, tormentas y huracanes, el “Pequod” navega por el atlántico, rodea América del sur y el cabo de hornos, y se adentra en el pacifico. Pasan junto a barcos náufragos, a barcos balleneros rivales y a otras embarcaciones que les traen noticias de Moby Dick.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Sin publicidad.

Los Tres Mosqueteros




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Sin publicidad.
El joven D'Artagnan viaja a París por un sueño: convertirse en Mosquetero del Rey. Para ello guarda con celo una carta de recomendación escrita por su padre al capitán de la compañía de Mosqueteros, el Sr. de Tréville.
A su paso por la aldea de Meung, el joven se ve envuelto en una pelea con un misterioso caballero, quedando inconsciente. Cuando se recupera, descubre que le ha sido robada su carta de presentación.
Ya en París, D'Artagnan vivirá un sinfín de aventuras con sus nuevos e inseparables compañeros Athos, Porthos y Aramis. Y tendrá todavía tiempo para ganarse el amor de Constance y resolver un intrigante caso de palacio.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Sin publicidad.

El Arte de la Guerra Sun Tzu




Esta versión incluye publicidad
Libro para Android. Con efecto pasar página y tamaño de texto configurable.
El Arte de la Guerra es el mejor libro de estrategia de todos los tiempos. Inspiró a Napoleón, Maquiavelo, Mao Tse Tung y muchas más figuras históricas. Este libro de dos mil quinientos años de antigüedad, es uno de los más importantes textos clásicos chinos, en el que, a pesar del tiempo transcurrido, ninguna de sus máximas ha quedado anticuada, ni hay un solo consejo que hoy no sea útil. Pero la obra del general Sun Tzu no es únicamente un libro de práctica militar, sino un tratado que enseña la estrategia suprema de aplicar con sabiduría el conocimiento de la naturaleza humana en los momentos de confrontación. No es, por tanto, un libro sobre la guerra; es una obra para comprender las raíces de un conflicto y buscar una solución. “la mejor victoria es vencer sin combatir”, nos dice Sun Tzu, “y ésa es la distinción entre le hombre prudente y el ignorante”.
Esta versión incluye publicidad.

Los Tres Mosqueteros LT





Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
El joven D'Artagnan viaja a París por un sueño: convertirse en Mosquetero del Rey. Para ello guarda con celo una carta de recomendación escrita por su padre al capitán de la compañía de Mosqueteros, el Sr. de Tréville.
A su paso por la aldea de Meung, el joven se ve envuelto en una pelea con un misterioso caballero, quedando inconsciente. Cuando se recupera, descubre que le ha sido robada su carta de presentación.
Ya en París, D'Artagnan vivirá un sinfín de aventuras con sus nuevos e inseparables compañeros Athos, Porthos y Aramis. Y tendrá todavía tiempo para ganarse el amor de Constance y resolver un intrigante caso de palacio.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Moby Dick LT




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
El marinero Ismael se halla en el puerto de New Bedford, Massachussets, buscando un empleo en un barco ballenero.
Se detiene en la posada del “surtidor” y conoce a un negro arponero de las islas del mar del sur llamado Queequeg, a quien toma por compañero y sirviente.
Ambos se juran amistad y se preparan para ir a al isla de Nantucket, en busca de empleo, en un barco que esta a punto de zarpar. En el puerto se halla el “Pequod”, contratando tripulantes para un viaje dedicado a la caza de ballenas.
Su capitán se llama Ahab. Cuando Ismael lo ve, siente que esta poseído. Ahab a recorrido los mares, durante muchos años, cazando ballenas. En una ocasión, en el pacifico había encontrado una ballena blanca, monstruosa, que destrozó su barco y le arranco una pierna, la mastico y la devoro; dejándolo mutilado, con una pierna de palo, lleno de odio, para vengarse de la ballena, a quien llaman “Moy Dick”. Así comienza el viaje.
A través de momentos de bonanza, tormentas y huracanes, el “Pequod” navega por el atlántico, rodea América del sur y el cabo de hornos, y se adentra en el pacifico. Pasan junto a barcos náufragos, a barcos balleneros rivales y a otras embarcaciones que les traen noticias de Moby Dick.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Capítulo 3 extraído del Libro: El Misterio del Cuarto Amarillo, de Gaston Leroux

Descarga el Libro Completo aquí: http://realidad-b.blogspot.com.es/2013/11/misterio-cuarto-amarillo-lite.html


3. "UN HOMBRE PASÓ COMO UNA SOMBRA A TRAVÉS DE LOS POSTIGOS"


Media hora después, Rouletabille y yo estábamos en el andén de la estación de Orleans, esperando que saliera el tren que nos dejaría en Épinay-sur-Orge. Vimos llegar a las autoridades judiciales de Corbeil, representadas por el señor de Marquet y su secretario. El señor de Marquet había pasado la noche en París -con su secretario- para asistir, en la Scala, al ensayo general de una revista22 de la que era el autor encubierto, y que había firmado simplemente como Castigat Ridendo23.
El señor de Marquet empezaba a envejecer noblemente. Era un hombre cortés y galante, y la única pasión de su vida había sido el arte dramático. En su carrera de magistrado, sólo se había interesado realmente por los casos que podían procurarle por lo menos el tema de un acto. Aunque con los importantes contactos que tenía pudo haber aspirado a los más altos puestos judiciales, en realidad sólo había trabajado para "llegar" al romántico Porte-Saint-Martin o al pensativo Odéon24. Tal ideal lo había conducido, ya mayor, a ser juez de instrucción en Corbeil, y a firmar Castigat Ridendo una breve pieza picante en la Scala.
El caso del Cuarto Amarillo, por sus rasgos inexplicables, debía seducir a un espíritu tan... literario. Le interesaba prodigiosamente, y el señor de Marquet se entregó a él menos como magistrado ávido de conocer la verdad que como aficionado a las comedias de enredos, que concentra toda su atención en la intriga, y que, sin embargo, a nada teme más que a llegar al final del último acto, donde todo se explica.
Así pues, cuando nos encontramos con ellos, oí cómo el señor de Marquet le decía a su secretario en un suspiro:
-¡Ojalá, mi querido señor Maleine, que este contratista no nos eche abajo, con su piqueta, un misterio tan hermoso!
-No se preocupe -respondió Maleine-; su piqueta quizás eche abajo el pabellón, pero dejará intacto nuestro caso. Examiné las paredes y estudié el cielo raso y el piso, y de esto entiendo bastante. A mí no me engañan. Podemos estar tranquilos. No descubriremos nada.
Luego de haber serenado así a su jefe, el señor Maleine nos señaló con un discreto movimiento de cabeza. El señor de Marquet frunció el ceño y, cuando vio acercarse a Rouletabille, quien ya se descubría, se precipitó hacia una de las puertas y subió al tren de un salto, diciéndole a media voz a su secretario:
-¡Sobre todo, nada de periodistas!
El señor Maleine replicó:
-¡Entendido!
Detuvo la carrera de Rouletabille y pretendió impedir que subiera al compartimiento del juez de instrucción.
-Perdonen, señores. Este compartimiento está reservado...
-Soy periodista, señor. Redactor de L'Époque -dijo mi joven amigo, y le prodigó una gran cantidad de saludos y cortesías-, y tengo que decirle unas palabras al señor de Marquet.
-El señor de Marquet está muy ocupado con su investigación...
-¡Oh! Créame, su investigación me es absolutamente indiferente... Yo no escribo sobre perros atropellados -declaró el joven Rouletabille, cuyo labio inferior expresaba en ese momento un infinito desprecio por la literatura de los "informadores generales25"-. Soy cronista de espectáculos... y como esta noche tengo que hacer una breve crítica sobre la revista de la Scala...
-Suba, señor, por favor... -dijo el secretario, apartándose.
Rouletabille ya estaba en el compartimiento. Lo seguí. Me senté a su lado; el secretario subió y cerró la puerta.
El señor de Marquet miraba a su secretario.
-¡Oh, señor! -comenzó Rouletabille-. No culpe "a este buen hombre" si transgredí sus órdenes; no es con el señor de Marquet con quien quiero tener el honor de hablar, ¡sino con el señor Castigat Ridendo!... Como cronista de teatro de L´Époque, permítame felicitarlo...
Y Rouletabille, luego de presentarme, se presentó a su vez.
El señor de Marquet acariciaba su barba puntiaguda con un gesto inquieto. En pocas palabras le explicó a Rouletabille que era un autor demasiado modesto para desear que el velo de su seudónimo se corriera públicamente, y esperaba que el entusiasmo del periodista por la obra del dramaturgo no llegara a descubrir al público que el señor Castigat Ridendo no era otro sino el juez de instrucción de Corbeil.
-La obra del autor dramático podría perjudicar -añadió, con una ligera vacilación a la obra del magistrado... sobre todo en la provincia, donde todo es un poco rutinario...
-¡Oh! ¡Cuente con mi discreción! -exclamó Rouletabille levantando las manos y poniendo al Cielo de testigo.
En ese momento, el tren arrancó...
-¡Ya salimos! -dijo el juez de instrucción, sorprendido de vernos hacer el viaje con él.
-Sí, señor, la verdad se pone en marcha... -dijo el reportero, sonriendo amablemente-, en marcha hacia el castillo de Glandier... ¡Bonito caso, señor de Marquet, bonito caso!...
-¡Oscuro caso! Increíble, insondable, inexplicable caso... Y sólo temo una cosa, señor Rouletabille... y es que los periodistas metan sus narices por querer explicarlo...
Mi amigo recibió la indirecta.
-Sí -dijo simplemente-, es de temer... Se meten en todo... En cuanto a mí, señor juez de instrucción, sólo le hablo porque la casualidad, la pura casualidad, me puso en su camino y casi en su compartimiento.
-¿Adónde va usted? -preguntó el señor de Marquet.
-Al castillo de Glandier -dijo Rouletabille sin vacilar. El señor de Marquet se sobresaltó.
-¡No podrá entrar, señor Rouletabille!...
-¿Usted me lo impedirá? erijo mi amigo, ya dispuesto a dar batalla.
-¡Claro que no! Aprecio demasiado a la prensa y a los periodistas para mostrarme desagradable en ningún caso, pero el señor Stangerson ha prohibido la entrada a todo el mundo. Y la puerta está bien custodiada. Ayer, ni un solo periodista pudo cruzar el vallado del Glandier.
-Tanto mejor -replicó Rouletabille-, llego a tiempo.
El señor de Marquet apretó los labios y pareció dispuesto a mantener un obstinado silencio. Sólo se distendió un poco cuando Rouletabille no quiso ocultarle por más tiempo que íbamos al Glandier para estrechar la mano "de un viejo amigo íntimo", ya que así se refirió a Robert Darzac, a quien, a lo sumo, había visto una vez en su vida.
-¡Pobre Robert! -continuó el joven reportero-. ¡Pobre Robert! Es capaz de morir... Amaba tanto a la señorita Stangerson...
-Verdaderamente da pena ver el dolor del señor Darzac... -dejó escapar, como a su pesar, el señor de Marquet.
-Pero es de esperar que la señorita Stangerson se salve...
Ojalá... Su padre me decía ayer que, si llegara a sucumbir, él no tardaría mucho en reunirse con ella en la tumba... ¡Qué pérdida incalculable para la ciencia!
-La herida en la sien es grave, ¿no es cierto?...
¡Claro! Pero es una suerte increíble que no haya sido mortal... ¡Recibió un golpe tan fuerte!
-Entonces, no fue el revólver lo que hirió a la señorita Stangerson
-dijo Rouletabille, lanzándome una mirada triunfal.
El señor de Marquet parecía muy molesto.
-¡Yo no he dicho nada, no quiero decir nada y no diré nada! Y se volvió hacia su secretario como si ya no nos conociera.
Pero no era tan fácil deshacerse de Rouletabille. Este se acercó al juez de instrucción y, mostrándole un ejemplar de Le Matin que sacó de su bolsillo, le dijo:
-Hay una cosa, señor juez de instrucción, que puedo preguntarle sin ser indiscreto. ¿Leyó el relato de Le Matin? Es absurdo, ¿no es cierto?
-Para nada, señor...
-¡Cómo dice! El Cuarto Amarillo sólo tiene una ventana enrejada cuyos barrotes no fueron arrancados, y una puerta que han echado abajo... ¡Y no pueden encontrar al asesino!
-¡Así es, señor! ¡Así es!... ¡Así es como se plantea el interrogante!...
Rouletabille no dijo nada más y se perdió en pensamientos desconocidos... Así pasaron quince minutos.
Cuando volvió a la realidad, dirigiéndose de nuevo al juez de instrucción, dijo:
-¿Cómo estaba peinada la señorita Stangerson esa noche?
-No entiendo adónde quiere llegar -dijo el señor de Marquet.
-Es algo de gran importancia -replicó Rouletabille-. Llevaba el pelo en bandós26, ¿no es cierto? ¡Estoy seguro de que esa noche, la noche de la tragedia, llevaba el pelo en bandós!
-Pues bien, señor Rouletabille, se equivoca -respondió el juez de instrucción-. Esa noche, la señorita Strangerson tenía todo el cabello recogido en un rodete en la cabeza... Debe de ser su peinado habitual... Con la frente completamente descubierta..., se lo puedo asegurar porque examinamos detenidamente la herida. No había sangre en el cabello... y nadie tocó su peinado desde el atentado.
-¿Está seguro? ¿Está seguro de que la señorita Stangerson, la noche del atentado, no tenía el pelo en bandós?...
-Completamente seguro -prosiguió el juez sonriendo-, porque, precisamente, todavía recuerdo al doctor diciéndome, mientras yo examinaba la herida: "Es una lástima que la señorita Stangerson tenga la costumbre de peinarse con el cabello recogido, dejando la frente golpe que recibió en la sien". Ahora bien, le diré que me parece extraño que le dé importancia...
-¡Oh! Si no tenía el pelo en bandós, ¿adónde vamos a parar? -se lamentó Rouletabille-. ¿Adónde vamos aparar? Tendré que informarme al respecto. -E hizo un gesto de desolación.
-¿Y la herida en la sien es terrible? -volvió a preguntar.
-Terrible.
-Por último, ¿qué arma se usó?
-Eso, señor, es secreto de instrucción.
-¿Encontró el arma?
El juez de instrucción no respondió.
-¿Y la herida en la garganta?
En este punto, el juez de instrucción aceptó confiarnos que la herida en la garganta era tal que podían afirmar que, si el asesino hubiera apretado esa garganta unos segundos más, la señorita Stangerson habría muerto estrangulada.
-El caso, tal como lo refiere Le Matin -continuó Rouletabille, obstinado-, me parece cada vez más inexplicable. ¿Puede decirme, señor juez, cuántas aberturas, puertas y ventanas hay en el pabellón?
-Hay cinco -respondió el señor de Marquet, después de haber tosido dos o tres veces, pero sin poder resistir más el deseo que tenía de exponer todo el increíble misterio del caso que instruía-. Hay cinco, contando la puerta del vestíbulo, que es la única de entrada del pabellón, una puerta que siempre está cerrada automáticamente y que, tanto desde adentro como desde afuera, sólo se puede abrir con un par de llaves especiales de las que el tío Jacques y el señor Stangerson nunca se separan. La señorita Stangerson no las necesita porque el tío Jacques vive en el pabellón y ella, durante el día, está siempre con su padre. Cuando los cuatro entraron precipitadamente en el Cuarto Amarillo, cuya puerta habían conseguido derribar, la puerta de entrada del vestíbulo, por su parte, había permanecido cerrada como todos los días, y una de las dos llaves de esa puerta estaba en el bolsillo del señor Stangerson y la otra, en el del tío Jacques. En cuanto a las ventanas del pabellón, son cuatro: la única ventana del Cuarto Amarillo, las dos ventanas del laboratorio y la ventana del vestíbulo. La ventana del Cuarto Amarillo y las del laboratorio dan al campo; sólo la ventana del vestíbulo da al parque.
- ¡Por esa ventana salió del pabellón!-exclamó Rouletabille.
-¿Cómo lo sabe? -preguntó el señor de Marquet, clavando en mi amigo una extraña mirada.
-Ya veremos más tarde de qué modo se escapó el asesino del Cuarto Amarillo -replicó Rouletabille-, pero tuvo que salir del pabellón por la ventana del vestíbulo...
-Una vez más, ¿cómo lo sabe?
-¡Por Dios, es muy simple! Al no poder huir por la puerta del pabellón, tiene que salir por una ventana y, para que pase, tiene que haber por lo menos una ventana que no esté enrejada. La ventana del Cuarto Amarillo está enrejada porque da al campo; las dos ventanas del laboratorio deben de estarlo por la misma razón. Y dado que el asesino huyó, me imagino que encontró una ventana sin barrotes, y tiene que ser la del vestíbulo que da al parque, es decir, al interior de la propiedad. ¡No es nada del otro mundo!...
-Sí -dijo el señor de Marquet-, pero lo que usted no podía adivinar era que esa ventana del vestíbulo, que es la única, en efecto, que no tiene barrotes, posee unos sólidos postigos de hierro. Ahora bien, esos postigos de hierro permanecieron cerrados por dentro con su pestillo de hierro, y sin embargo, tenemos pruebas de que el asesino, en efecto, huyó del pabellón por esa misma ventana. Rastros de sangre en la pared interior y en los postigos, y huellas de pasos en la tierra, pasos completamente similares a los que medí en el Cuarto Amarillo, atestiguan que el asesino se escapó por ahí. Pero entonces, ¿cómo lo hizo, si los postigos permanecieron cerrados por dentro? Pasó como una sombra a través de los postigos. Y, finalmente, lo más desconcertante de todo es haber encontrado la huella del asesino, en el momento en que este huía del pabellón, cuando es imposible tener la menor idea del modo en que el asesino salió del Cuarto Amarillo, ya que debió atravesar, forzosamente, el laboratorio para llegar al vestíbulo. ¡Ah, sí, señor Rouletabille! Este caso es alucinante... ¡Es un bonito caso, ya lo creo! Y llevará mucho tiempo encontrar su solución, ¡eso espero!...
-¿Qué es lo que espera, señor juez de instrucción?...
El señor de Marquet se rectificó:
-... No lo espero... Lo creo...
-¿Entonces cerraron la ventana, por dentro, después de que huyó el asesino? -preguntó Rouletabille.
-Seguramente, y eso me parece, por el momento, natural aunque inexplicable... Porque habría un cómplice o varios cómplices..., y no los veo...
Luego de un silencio, agregó:
-¡Ah! Si la señorita Stangerson se sintiera bien hoy para interrogarla...
Rouletabille, continuando con su razonamiento, preguntó:
-¿Y el desván? Tiene que haber una abertura en el desván.
-Sí, en efecto, no la había contado; así serían seis aberturas. Arriba hay una ventanita, más bien un tragaluz y, como da al exterior de la propiedad, el señor Stangerson también mandó poner barrotes. En ese tragaluz, como en las ventanas de la planta baja, los barrotes estaban intactos; y los postigos, que, como es lógico, se abren por dentro, permanecieron cerrados. Por lo demás, no descubrimos nada que pueda hacernos sospechar que el asesino haya pasado por el desván.
-¡Así que para usted, señor juez de instrucción, no caben dudas de que asesino escapó, aunque no se sepa cómo, por la ventana del vestíbulo!
-Todo lo demuestra...
-Yo también lo creo -asintió gravemente Rouletabille. Hizo un silencio y prosiguió:
-Si no encontró ningún rastro del asesino en el desván, como, por ejemplo, esos pasos negruzcos que se advierten en el suelo del Cuarto Amarillo, habrá concluido que él no robó el revólver del tío Jacques...
-No hay más huellas, en el desván, que las del tío Jacques -replicó
el juez con un significativo movimiento de la cabeza, y se decidió a completar su idea-. El tío Jacques estaba con el señor Stangerson... Afortunadamente para él...
-Entonces, ¿qué papel desempeña el revólver del tío Jacques en el drama? Parece quedar demostrado que esa arma sirvió más para herir al asesino que a la señorita Stangerson...
Sin responder a esta pregunta, que, sin duda, lo intrigaba, el señor de Marquet nos informó que habían encontrado las dos balas en el Cuarto Amarillo, una en una pared, la que estaba manchada por la mano roja -una mano roja de hombre-, y la otra, en el cielo raso.
-¡Oh! ¡Oh! ¡En el cielo raso! -repitió a media voz Rouletabille-. ¡Con que... en el cielo raso! ¡Eso es muy curioso... en el cielo raso!...
Se puso a fumar en silencio, envolviéndose en una nube de humo. Cuando llegamos a Épinay-sur-Orge, tuve que darle un golpe en el hombro para despertarlo de su sueño y traerlo de vuelta al andén.
Allí, el magistrado y su secretario nos saludaron, dándonos a entender que ya nos habían visto lo suficiente; luego subieron rápidamente a un cabriolé27 que los esperaba.
-¿Cuánto tiempo se tarda en ir a pie de aquí hasta el castillo de Glandier? -le preguntó Rouletabille a un empleado del ferrocarril.
-Una hora y media, una hora cuarenta y cinco sin apurarse -respondió el hombre.
Rouletabille miró el cielo, lo encontró conveniente para él y, sin duda, para mí, porque me tomó del brazo y me dijo:
-¡Vamos!... Necesito caminar.
-¿Y bien? -le pregunté-. ¿Se va desembrollando el asunto?
-¡Oh! -exclamó -. ¡Oh! ¡No hay nada desembrollado en absoluto!... ¡Está aún más embrollado que antes! Pero tengo una idea.
-Dígala.
-¡Oh! No puedo decir nada por el momento... Mi idea es una cuestión de vida o muerte para dos personas por lo menos.
-¿Cree que hay cómplices?
-No lo creo...
Nos quedamos callados un instante; luego continuó:
-Es una suerte que hayamos encontrado a ese juez de instrucción a su secretario... ¡Vio! ¿Qué le había dicho sobre el revólver?... Tenía la cabeza inclinada hacia el camino, las manos en los bolsillos, y silbaba. Al cabo de un instante, lo oí murmurar:
-¡Pobre mujer!...
-¿Se lamenta por la señorita Stangerson?...
-Sí, es una mujer muy noble y muy digna de piedad... Tiene mucho, muchísimo carácter... Me imagino... Me imagino...
-¿Conoce, pues, a la señorita Stangerson?
-Yo, para nada... Sólo la vi una vez...
-¿Por qué dijo que tiene mucho carácter?
-Porque supo enfrentar al asesino, porque se defendió con valor, y, sobre todo, sobre todo, por la bala en el cielo raso.
Miré a Rouletabille, preguntándome in petto28 si se estaba burlando de mí o si se había vuelto loco de repente. Pero me di cuenta de que el muchacho nunca había tenido menos ganas de reír que en ese momento, y el brillo inteligente de sus pequeños ojos redondos me dio seguridad acerca del estado de su mente. Y, además, ya me había acostumbrado un poco a sus frases cortadas... cortadas para mí, que a menudo no encontraba en ellas más que incoherencia y misterio hasta que, con unas pocas frases rápidas y precisas, me permitía retomar el hilo de su pensamiento. Entonces todo se aclaraba de pronto: las palabras que había dicho, y que me habían parecido carentes de sentido, se unían con una facilidad y una lógica tal que no podía comprender cómo no lo había entendido antes.

Descarga el Libro Completo aquí: http://realidad-b.blogspot.com.es/2013/11/misterio-cuarto-amarillo-lite.html

La Dama de Blanco - Lite




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
La Dama de Blanco está considerada como una de las primeras novelas de misterio.
Walter consigue un puesto de profesor de dibujo en la casa de una familia acomodada de la Inglaterra victoriana. En su camino a Limmeridge se encuentra por la noche a una inquietante mujer vestida de blanco. Más tarde cuando conozca a Laura, la sobrina del señor Fairlie, comprobará el asombroso parecido de está con la Dama de Blanco.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Libro de los Cinco Anillos -LT




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
El Libro de los Cinco Anillos (en japonés Go-rin no sho) es un tratado sobre el Kenjutsu escrito por Miyamoto Musashi en su vejez, durante su retiro de ermitaño en la Cueva de Reigendo en 1643, y finalizado el 19 de mayo de 1645, pocas semanas antes de su muerte. El libro está dedicado a su pupilo Terao Magonojo.
Se considera un tratado clásico sobre la estrategia militar de Japón, en una línea semejante al Arte de la Guerra, escrito por el estratega chino Sun Tzu.
A diferencia de otros samuráis o ronin, Musashi desechó en su día la idea de fundar una escuela de kenjutsu (la cual más tarde perfeccionaría y llamaría como Niten Ichi Ryu) aprovechando su fama y prestigio en todo el Japón de la época, y prefirió una vida más espartana de dedicación exclusiva al estudio del arte de la espada mediante constantes viajes y vagabundeos por todo el país.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

20.000 Leguas Viaje Submarino - Julio Verne




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
Veinte mil leguas de viaje submarino (Vingt mille lieues sous les mers) es una de las obras literarias más conocidas del escritor francés Julio Verne.
Una expedición a bordo de un buque de la marina de guerra estadounidense, el Abraham Lincoln, al mando del almirante Farragut, busca dar caza a un extraño cetáceo, con un largo y filoso cuerno en el hocico, que ha ocasionado la desaparición misteriosa de diversas embarcaciones.
Durante la expedición, los protagonistas se ven lanzados por la borda del buque como resultado de una embestida del animal. El profesor Aronnax y su acompañante Conseil son rescatados por el arponero canadiense Ned Land, y los tres logran llegar a nado a tierra firme. Una vez a salvo, descubren que no se encuentran realmente en una isla.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

Cuentos Universales - LITE




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
Los cuentos de toda la vida, recopilados en un único libro. Todos los famosos cuentos de los Hermanos Grimm, Charles Perrault y Hans Christian Andersen.
Más de 100 cuentos. La Cenicienta - El Patito Feo - Las habichuelas Mágicas - Barba Azul - Caperucita Roja - El Gato con Botas - La Bella Durmiente - Pulgarcito - Blancanieves y muchos más.
AVISO IMPORTANTE: Estos cuentos son las versiones originales, por lo que se recomienda sean repasados previamente por un adulto antes de leerlos para niños, debido a que pueden contener fragmentos no adecuados para público infantil.
Con la tecla menú de tu smartphone o tablet, o bien pulsando sobre la página del libro, aparecerán las opciones donde podrás acceder al índice, y desde ahí poder acceder directamente al capítulo que quieras leer.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Cuentos Universales




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
Los cuentos de toda la vida, recopilados en un único libro. Todos los famosos cuentos de los Hermanos Grimm, Charles Perrault y Hans Christian Andersen.
Más de 100 cuentos. La Cenicienta - El Patito Feo - Las habichuelas Mágicas - Barba Azul - Caperucita Roja - El Gato con Botas - La Bella Durmiente - Pulgarcito - Blancanieves y muchos más.
AVISO IMPORTANTE: Estos cuentos son las versiones originales, por lo que se recomienda sean repasados previamente por un adulto antes de leerlos para niños, debido a que pueden contener fragmentos no adecuados para público infantil.
Con la tecla menú de tu smartphone o tablet, o bien pulsando sobre la página del libro, aparecerán las opciones donde podrás acceder al índice, y desde ahí poder acceder directamente al capítulo que quieras leer.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

Lo Mejor de Hermann Hesse - Demian - Siddhartha - El Lobo Estepario




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
Hermann Hesse es un novelista y poeta alemán, nacionalizado suizo. A su muerte, se convirtió en una figura de culto en el mundo occidental, en general, por su celebración del misticismo oriental y la búsqueda del propio yo.
Presentamos en un solo volumen sus tres obras más conocidas: Demian, Siddhartha y El Lobo Estepario.
Demian: Historia de la juventud de Emil Sinclair (título original: Demian: Die Geschichte von Emil Sinclairs Jugend) es una novela que relata en primera persona el paso de la niñez a la madurez de este personaje, del escritor alemán Hermann Hesse. La obra fue publicada por vez primera en 1919, en los tiempos que siguieron a la Gran Guerra.
Emil Sinclair es un niño que ha vivido toda su vida en lo que el llama el Scheinwelt (mundo de ensueño o mundo de la luz), pero una mentira lo lleva a ampliar sus visiones del mundo y a conocer un personaje enigmático de nombre Max Demian que lo llevará por los senderos del auto-razonamiento destruyendo paradigmas materialistas que antes lo rodeaban.
Siddhartha es una novela alegórica escrita por Hermann Hesse en 1922 tras la primera guerra mundial. La misma relata la vida de un hombre hindú llamado Siddhartha. La obra ha sido considerada por el autor como un "poema hindú" y también, como la expresión esencial de su forma de vida. Muy leída en Oriente como tal, y menos en el mundo occidental.
La novela presenta un registro muy original en el que se unifican elementos líricos y épicos, incluyendo narración y meditación, elevación de la más alta espiritualidad, y, al mismo tiempo, descarnada sensualidad.
El lobo estepario (Der Steppenwolf, en alemán) es el título de una de las más célebres novelas de este escritor, y combina el estilo autobiográfico con algunos elementos de fantasía, especialmente hacia el final de la obra. El libro es en gran parte un reflejo de la profunda crisis espiritual que sufrió Hesse en la década de 1920, mientras retrata la división del protagonista entre su humanidad y su apariencia de lobo. La novela se convirtió en un éxito internacional, a pesar de Hesse demandó posteriormente que el libro fue mal interpretado en gran medida.
Con la tecla menú de tu smartphone o tablet, o bien pulsando sobre la página del libro, aparecerán las opciones donde podrás acceder al índice, y desde ahí poder acceder directamente al capítulo que quieras leer.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

Lo Mejor de Hermann Hesse - LT - Demian - Siddhartha - El Lobo Estepario




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
Hermann Hesse es un novelista y poeta alemán, nacionalizado suizo. A su muerte, se convirtió en una figura de culto en el mundo occidental, en general, por su celebración del misticismo oriental y la búsqueda del propio yo.
Presentamos en un solo volumen sus tres obras más conocidas: Demian, Siddhartha y El Lobo Estepario.
Demian: Historia de la juventud de Emil Sinclair (título original: Demian: Die Geschichte von Emil Sinclairs Jugend) es una novela que relata en primera persona el paso de la niñez a la madurez de este personaje, del escritor alemán Hermann Hesse. La obra fue publicada por vez primera en 1919, en los tiempos que siguieron a la Gran Guerra.
Emil Sinclair es un niño que ha vivido toda su vida en lo que el llama el Scheinwelt (mundo de ensueño o mundo de la luz), pero una mentira lo lleva a ampliar sus visiones del mundo y a conocer un personaje enigmático de nombre Max Demian que lo llevará por los senderos del auto-razonamiento destruyendo paradigmas materialistas que antes lo rodeaban.
Siddhartha es una novela alegórica escrita por Hermann Hesse en 1922 tras la primera guerra mundial. La misma relata la vida de un hombre hindú llamado Siddhartha. La obra ha sido considerada por el autor como un "poema hindú" y también, como la expresión esencial de su forma de vida. Muy leída en Oriente como tal, y menos en el mundo occidental.
La novela presenta un registro muy original en el que se unifican elementos líricos y épicos, incluyendo narración y meditación, elevación de la más alta espiritualidad, y, al mismo tiempo, descarnada sensualidad.
El lobo estepario (Der Steppenwolf, en alemán) es el título de una de las más célebres novelas de este escritor, y combina el estilo autobiográfico con algunos elementos de fantasía, especialmente hacia el final de la obra. El libro es en gran parte un reflejo de la profunda crisis espiritual que sufrió Hesse en la década de 1920, mientras retrata la división del protagonista entre su humanidad y su apariencia de lobo. La novela se convirtió en un éxito internacional, a pesar de Hesse demandó posteriormente que el libro fue mal interpretado en gran medida.
Con la tecla menú de tu smartphone o tablet, o bien pulsando sobre la página del libro, aparecerán las opciones donde podrás acceder al índice, y desde ahí poder acceder directamente al capítulo que quieras leer.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Misterio Cuarto Amarillo LITE




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
Mathilde Stangerson vive en el castillo del Glandier. El castillo del Glandier es un castillo de dos pisos, cuyo dueño es el científico Stangerson. Mathilde duerme a veces en un pabellón cercano al castillo, en una habitación pintada de amarillo, llamada "El cuarto amarillo".
Cuando ella se va a dormir una noche, pone seguro a la puerta, y se encierra por completo, lo cual le parece sospechoso a su padre y al viejo criado, llamado Tío Jacques. Poco después, se oyen gritos y disparos en su cuarto, lo cual hace que su padre se alarme, junto con el criado. Los dos intentan abrir la puerta del dormitorio, pero no pueden. Mathilde sigue gritando, y se la oye decir "¡Auxilio,auxilio!,¡Auxilio, padre, un asesino!". Cuando logran abrir la puerta,Mathilde se encuentra sangrando en el suelo y con un golpe en la cabeza, pero no se encuentra al culpable en el cuarto. Sin embargo, se verifica que las ventanas están cerradas por dentro, y no hay ningún lugar por el cual el culpable pudiera haber escapado. El cuarto está lleno de sangre, y tiene marcas de una dura pelea.

Con la tecla menú de tu smartphone o tablet, o bien pulsando sobre la página del libro, aparecerán las opciones donde podrás acceder al índice, y desde ahí poder acceder directamente a la historia que quieras leer.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

El Misterio de Cuarto Amarillo




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
Mathilde Stangerson vive en el castillo del Glandier. El castillo del Glandier es un castillo de dos pisos, cuyo dueño es el científico Stangerson. Mathilde duerme a veces en un pabellón cercano al castillo, en una habitación pintada de amarillo, llamada "El cuarto amarillo".
Cuando ella se va a dormir una noche, pone seguro a la puerta, y se encierra por completo, lo cual le parece sospechoso a su padre y al viejo criado, llamado Tío Jacques. Poco después, se oyen gritos y disparos en su cuarto, lo cual hace que su padre se alarme, junto con el criado. Los dos intentan abrir la puerta del dormitorio, pero no pueden. Mathilde sigue gritando, y se la oye decir "¡Auxilio,auxilio!,¡Auxilio, padre, un asesino!". Cuando logran abrir la puerta,Mathilde se encuentra sangrando en el suelo y con un golpe en la cabeza, pero no se encuentra al culpable en el cuarto. Sin embargo, se verifica que las ventanas están cerradas por dentro, y no hay ningún lugar por el cual el culpable pudiera haber escapado. El cuarto está lleno de sangre, y tiene marcas de una dura pelea.

Con la tecla menú de tu smartphone o tablet, o bien pulsando sobre la página del libro, aparecerán las opciones donde podrás acceder al índice, y desde ahí poder acceder directamente a la historia que quieras leer.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

Historias Terror Misterio - LT




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
38 historias de los maestros del terror y el misterio. Un libro que te dará muchas horas de entretenida y apasionante lectura.
Con la tecla menú de tu smartphone o tablet, o bien pulsando sobre la página del libro, aparecerán las opciones donde podrás acceder al índice y directamente a la historia que quieras leer.
Bierce - Chickamauga
Bierce - El jinete en el cielo
Derleth - Al otro lado del umbral
Derleth - Chitterton house
Derleth - El sello de R'lyeh
Gautier - La muerta amorosa
Gautier - La novela de la momia
Hogdson - Una voz en la noche
Lovecraft - Derleth - La habitación cerrada
Lovecraft - Derleth - La hermandad negra
Lovecraft - Derleth - La hoya de las brujas
Lovecraft - Derleth - La lámpara de Alhazred
Lovecraft - Derleth - La sombra fuera del espacio
Lovecraft - Derleth - La ventana en la buhardilla
Lovecraft - El ceremonial
Lovecraft - El clérigo malvado
Lovecraft - El demonio de la peste
Lovecraft - El morador de las tinieblas
Lovecraft - El pantano de la luna
Lovecraft - El que susurraba en las tinieblas
Lovecraft - El ser en el umbral
Lovecraft - El viejo terrible
Lovecraft - En la noche de los tiempos
Lovecraft - En las montañas alucinantes
Lovecraft - Hipnos
Lovecraft - La extraña casa en la niebla
Lovecraft - Las ratas de las paredes
Machen - El gran dios Pan
Machen - La pirámide brillante
Matheson - La futura difunta
Meyrink - El golem
Polidori - El vampiro
Quiroga - El espectro
Quiroga - El hombre muerto
Quiroga - El perro rabioso
Quiroga - El vampiro
Quiroga - La gallina degollada
Quiroga - Más allá
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Historias de Terror y Misterio




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
38 historias de los maestros del terror y el misterio. Un libro que te dará muchas horas de entretenida y apasionante lectura.
Con la tecla menú de tu smartphone o tablet, o bien pulsando sobre la página del libro, aparecerán las opciones donde podrás acceder al índice y directamente a la historia que quieras leer.
Bierce - Chickamauga
Bierce - El jinete en el cielo
Derleth - Al otro lado del umbral
Derleth - Chitterton house
Derleth - El sello de R'lyeh
Gautier - La muerta amorosa
Gautier - La novela de la momia
Hogdson - Una voz en la noche
Lovecraft - Derleth - La habitación cerrada
Lovecraft - Derleth - La hermandad negra
Lovecraft - Derleth - La hoya de las brujas
Lovecraft - Derleth - La lámpara de Alhazred
Lovecraft - Derleth - La sombra fuera del espacio
Lovecraft - Derleth - La ventana en la buhardilla
Lovecraft - El ceremonial
Lovecraft - El clérigo malvado
Lovecraft - El demonio de la peste
Lovecraft - El morador de las tinieblas
Lovecraft - El pantano de la luna
Lovecraft - El que susurraba en las tinieblas
Lovecraft - El ser en el umbral
Lovecraft - El viejo terrible
Lovecraft - En la noche de los tiempos
Lovecraft - En las montañas alucinantes
Lovecraft - Hipnos
Lovecraft - La extraña casa en la niebla
Lovecraft - Las ratas de las paredes
Machen - El gran dios Pan
Machen - La pirámide brillante
Matheson - La futura difunta
Meyrink - El golem
Polidori - El vampiro
Quiroga - El espectro
Quiroga - El hombre muerto
Quiroga - El perro rabioso
Quiroga - El vampiro
Quiroga - La gallina degollada
Quiroga - Más allá
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

Sandokan




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
Las aventuras de Sandokán tienen lugar en el Sudeste de Asia (principalmente en Borneo, Malasia y la India) a mediados del siglo XIX (las novelas proporcionan fechas precisas). Sandokán es un príncipe de Borneo que ha jurado vengarse de los británicos, quienes lo desposeyeron de su trono y asesinaron a su familia. Por ello se dedica a la piratería, con el sobrenombre de Tigre de Malasia, para lo que cuenta con la fidelidad incondicional de una tripulación compuesta tanto de malayos como de dayakos de Borneo.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

20.000 Leguas Viaje Submarino LiTe




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
Veinte mil leguas de viaje submarino (Vingt mille lieues sous les mers) es una de las obras literarias más conocidas del escritor francés Julio Verne.
Una expedición a bordo de un buque de la marina de guerra estadounidense, el Abraham Lincoln, al mando del almirante Farragut, busca dar caza a un extraño cetáceo, con un largo y filoso cuerno en el hocico, que ha ocasionado la desaparición misteriosa de diversas embarcaciones.
Durante la expedición, los protagonistas se ven lanzados por la borda del buque como resultado de una embestida del animal. El profesor Aronnax y su acompañante Conseil son rescatados por el arponero canadiense Ned Land, y los tres logran llegar a nado a tierra firme. Una vez a salvo, descubren que no se encuentran realmente en una isla.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

El Libro de los Cinco Anillos




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
El Libro de los Cinco Anillos (en japonés Go-rin no sho) es un tratado sobre el Kenjutsu escrito por Miyamoto Musashi en su vejez, durante su retiro de ermitaño en la Cueva de Reigendo en 1643, y finalizado el 19 de mayo de 1645, pocas semanas antes de su muerte. El libro está dedicado a su pupilo Terao Magonojo.
Se considera un tratado clásico sobre la estrategia militar de Japón, en una línea semejante al Arte de la Guerra, escrito por el estratega chino Sun Tzu.
A diferencia de otros samuráis o ronin, Musashi desechó en su día la idea de fundar una escuela de kenjutsu (la cual más tarde perfeccionaría y llamaría como Niten Ichi Ryu) aprovechando su fama y prestigio en todo el Japón de la época, y prefirió una vida más espartana de dedicación exclusiva al estudio del arte de la espada mediante constantes viajes y vagabundeos por todo el país.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

Drácula de Bram Stoker - Lite




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
Drácula es una novela publicada en 1897 por el irlandés Bram Stoker. La novela de terror ha convertido a su protagonista en el vampiro humano más famoso. Se dice que el escritor se basó en las conversaciones que mantuvo con un erudito húngaro llamado Arminius Vámbéry y que éste fue quién le habló de Vlad Draculea. La novela, escrita a modo epistolar, presenta otros temas como el papel de la mujer en la época victoriana, la sexualidad, la inmigración, el colonialismo o el folklore.
La historia comienza con Jonathan Harker, un joven abogado inglés de Londres prometido con Mina, en la ciudad de Bistritz, que debe viajar a través del desfiladero del Borgo hasta el remoto castillo del conde Drácula, en los Montes Cárpatos de Transilvania, para cerrar unas ventas con él. Convirtiéndose durante un breve período de tiempo en huésped del conde, el joven inglés va descubriendo que la personalidad de Drácula es, cuanto menos, extraña: no puede reflejarse en los espejos, no come nunca en su presencia y hace vida de noche.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Drácula de Bram Stoker




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
Drácula es una novela publicada en 1897 por el irlandés Bram Stoker. La novela de terror ha convertido a su protagonista en el vampiro humano más famoso. Se dice que el escritor se basó en las conversaciones que mantuvo con un erudito húngaro llamado Arminius Vámbéry y que éste fue quién le habló de Vlad Draculea. La novela, escrita a modo epistolar, presenta otros temas como el papel de la mujer en la época victoriana, la sexualidad, la inmigración, el colonialismo o el folklore.
La historia comienza con Jonathan Harker, un joven abogado inglés de Londres prometido con Mina, en la ciudad de Bistritz, que debe viajar a través del desfiladero del Borgo hasta el remoto castillo del conde Drácula, en los Montes Cárpatos de Transilvania, para cerrar unas ventas con él. Convirtiéndose durante un breve período de tiempo en huésped del conde, el joven inglés va descubriendo que la personalidad de Drácula es, cuanto menos, extraña: no puede reflejarse en los espejos, no come nunca en su presencia y hace vida de noche.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

Diario de Ana Frank - LITE




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
Anneliese Marie Frank, conocida en castellano como Ana Frank (Fráncfort del Meno, 12 de junio de 1929 – Bergen-Belsen, 12 de marzo de 1945) fue una niña judía alemana, mundialmente conocida gracias al Diario de Ana Frank, la edición en forma de libro de su diario íntimo, donde dejó constancia de los casi dos años y medio que pasó ocultándose, con su familia y cuatro personas más, de los nazis en Ámsterdam (Países Bajos) durante la Segunda Guerra Mundial.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Persuasión - Lite




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
Anne, hija de Sir Walter Elliot, hombre vanidoso y demasiado preocupado de las apariencias como para ver lo que sucede a su alrededor. Anne tiene dos hermanas, Elizabeth, mayor que ella pero aún hermosa y atractiva, de carácter idéntico a su padre, y Mary, menor y ya casada con Charles Musgrove. En medio de estas personas se encuentra Anne, cuya edad "adecuada" para contraer matrimonio ha pasado.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Emma - Lite




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
Emma es una novela cómica escrita por Jane Austen, en inglés, publicada por vez primera en 1815 por el editor A. Bertrand, sobre los peligros de malinterpretar el romance. El personaje principal, Emma Woodhouse, queda descrita en el primer párrafo como "hermosa, lista y rica" pero también está bastante mimada. Antes de comenzar la novela, Austen escribió, "Voy a coger una heroína que, excepto a mi, no gustará mucho."
Emma Woodhouse es una joven en la Inglaterra de la Regencia. Vive con su padre, un hipocondriaco caracterizado principalmente por su excesiva preocupación por la salud y el bienestar de aquellos a los que ama. La señorita Woodhouse está empeñada en hacer de casamentera de sus amistades y relaciones. Pero al ocuparse de los asuntos de sus amigas se olvida de atender sus propios sentimientos. El amigo de Emma, y la única persona que la critica, es el caballeroso señor Knightley, su "vecino" y cuñado (hermano del marido de su hermana), dieciséis años mayor que ella.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.

Mansfield Park




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
Mrs Fanny Price, es una joven de una familia relativamente pobre, criada por sus tíos ricos, Sir Thomas y Lady Bertram(hermana de su madre), en Mansfield Park. Ella crece con sus cuatro primos (Tom, Edmund, María y Julia), pero siempre la consideran como inferior a ellos; sólo Edmund se muestra verdaderamente bondadoso con ella. Él es también el más virtuoso de los hermanos, pues María y Julia son vanidosas y consentidas mientras que Tom es un jugador de apuestas irresponsable.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

Emma




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.
Emma es una novela cómica escrita por Jane Austen, en inglés, publicada por vez primera en 1815 por el editor A. Bertrand, sobre los peligros de malinterpretar el romance. El personaje principal, Emma Woodhouse, queda descrita en el primer párrafo como "hermosa, lista y rica" pero también está bastante mimada. Antes de comenzar la novela, Austen escribió, "Voy a coger una heroína que, excepto a mi, no gustará mucho."
Emma Woodhouse es una joven en la Inglaterra de la Regencia. Vive con su padre, un hipocondriaco caracterizado principalmente por su excesiva preocupación por la salud y el bienestar de aquellos a los que ama. La señorita Woodhouse está empeñada en hacer de casamentera de sus amistades y relaciones. Pero al ocuparse de los asuntos de sus amigas se olvida de atender sus propios sentimientos. El amigo de Emma, y la única persona que la critica, es el caballeroso señor Knightley, su "vecino" y cuñado (hermano del marido de su hermana), dieciséis años mayor que ella.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Incluye portada - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Versión sin publicidad.

El Paraíso Perdido - Lite




Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.
El paraíso perdido (Paradise Lost en idioma inglés) es un poema narrativo de John Milton (1608-1674), publicado en 1667. Se lo considera un clásico de la literatura inglesa y ha dado origen a un tópico literario muy difundido en la literatura universal.
La obra comienza en el infierno (descrito mediante referencias a la permanente insatisfacción y desesperación de sus habitantes), desde donde Satanás (definido por el sufrimiento) decide vengarse de Dios de forma indirecta, esto es, a través de los seres recién creados que viven en una estado de felicidad permanente.
Libro para dispositivos Android - Libro Completo - Aplicación independiente - No requiere lector ni app adicional - Efecto pasar página - Tamaño de Fuente configurable - Esta versión incluye publicidad.